Aún hay esperanza...

Confio en que aqui encontreis ayuda para llevar esto lo mejor posible.



sábado, 4 de junio de 2011

...y por fin, la solucion

Perdonad por no haber escrito desde hace mucho, sigo aqui, y afortunadamente bien, concretamente desde hace 7 meses.
Si hace 7 meses, por una casualidad, y dolores en todo el cuerpo, fui a mi doctora para que me mandara algun análisis y comprobara lo que me ocurria:
dormia mal, dolor de cuerpo y me mandó al reumatologo a ver si tenía algo de reuma o relacionado.
Cuando fuí al especialista y este contempló mis analisis, me dijo que no tenía nada reumático pero que lo que si veía era mis globulos rojos más grandes de lo normal. (eso dicho así asusta un poco)
Este médico me mandó al hematólogo y éste me volvió a mandar unos análisis especializados donde se comprobaba que carezco de algo que se llama FACTOR INTRINSECO, parece ser que esto lo que hace es que tu cuerpo absorba la vitamina b12 que tomamos en los alimentos, con lo cual mi cuerpo no lo absorbe.
Dicho esto, vino la solución: una simple inyección mensual de b12 y adios todos mis problemas, dolores, dormir mal y adios a mi sindrome de boca ardiente. Desde entonces me encuentro fenomenal:

Para todos los que me leais, esta enfermedad, llamada ANEMIA PERNICIOSA, es genética y por lo tanto puede ser hereditaria, no cuesta nada que os hagan las pruebas y os aseguro que merece la pena.
Desde el dia siguiente a la primera inyección, noté la mejoría.

Os pido a todos los que lo probeis y os mejoreis que me dejeis un comentario. Un beso a todos y mucha suerte.

viernes, 27 de agosto de 2010

Hola amigos!!!!

Hoy no he recabado ninguna información para vosotros, escribo para comunicaros mi último descubrimiento, ayer me encontraba bastante mal y me acerqué a mi médico de cabecera y le insinue que me pinchara un urbasón para ver si conseguía mejorarme, a el le pareció bien y me lo recetó y la verdád es que esta mañana estaba estupendamente, os lo digo para que lo tengais en cuenta en caso de un brote importante

lunes, 23 de agosto de 2010

Otro artículo encontrado...

Hola otra vez, hoy tengo otra vez un dia malo, tengo toda la boca dolorida, supongo que es por eso por lo que me decido a seguir buscando información en la web y he encontrado este artículo que quiero compartir con vosotros:


¿Qué es el síndrome de la boca ardiente(urente)?Este trastorno se caracteriza por una sensación dolorosa, de quemazón o de picor, localizada por lo general en la punta y partes laterales de la lengua, labios y paladar, sin que se aprecie daño alguno en las zonas molestas o partes adyacentes. A veces se asocia con alteración del gusto y sensación de sequedad bucal. En algunas ocasiones, las molestias se perciben solo en un lado de la boca, aunque lo habitual es que se extienda a ambos lados.




Existen enfermedades que pueden dar lugar a síntomas similares a los del síndrome de la boca ardiente o urente(en adelante, SBA), pero en estos casos no se puede hablar con propiedad de que el paciente sufre este trastorno.



Sinonimia: disestesia oral, estomatodinia o estomatopirosis, glosodinia o glosopirosis, y orodinia.



Este síndrome comparte rasgos con otros trastornos como la disestesia del cuero cabelludo(síndrome del cuero cabelludo rojo), vulvodinia, coccigodinia, sindrome de los pies ardientes o notalgia parestésica, que pueden ocasionalmente coexistir con el SBA.



Estos pacientes presentan con frecuencia alteraciones psíquicas. No existen razones suficientes para atribuir las molestias del SBA a estas alteraciones y muchos expertos consideran que son mas bien la consecuencia y no causa del SBA.



¿A que se debe?Las cifras de personas afectadas varían de estudio a estudio, debido al distinto criterio de clasificación seguido en cada uno de ellos. Puede que una cifra aproximada de población afectada alcance la cifra del 1,6 % en hombres y del 5,5 % en mujeres.



La enfermedad es frecuente entre mujeres postmenopáusicas, aunque puede aparecer a edades mas tempranas, como los 30-40 años. La proporción por sexos es de 1 hombre por cada 7-13 mujeres, según el origen de los datos.



El mecanismo por el que se produce el trastorno se desconoce. Se cree que pudieran intervenir varios factores o circunstancias en su producción.



Los pacientes con este trastorno tienen por lo general una notable sensación de falta de saliva, de boca seca, que no siempre coincide con la cantidad de saliva que realmente producen.En quienes sufren el SBA lo que si se ha encontrado es algunas diferencias en la composición de la saliva, que contiene mas inmunoglobulinas, sodio y lisozima que el resto de personas.



Se ha encontrado una correlación estrecha entre el grado de micción nocturna y el SBA, asi como en pacientes que acostumbran a beber mucha agua durante la noche.



Los pecientes que reciben diuréticos, medicamentos para la hipertensión como los IECA(enalapril, captopril, ramipril, etc), medicamentos para combatir la ansiedad, como el clonazepam, la codeina, la aspirina y probablemente otros que causan sequedad de boca tambien se relacionan con un aumento de incidencia de SBA. Los diabéticos, que presentan un aumento de eliminación de líquidos por la orina cuando no están bien compensados, pueden presentar con mayor frecuencia el SBA.



En algunos pacientes es posible encontrar alguna relación entre las molestias y determinados alimentos o sustancias en contacto con la mucosa de la boca(amalgamas u otros elementos de tratamiento odontológico).



En algunos casos se ha documentado la deficiencia de zinc como causa probable del SBA.



Un grupo reducido de pacientes presenta simultáneamente infección por helicobacter pylori, halitosis y SBA, lo que hace sospechar el posible papel de esta bacteria como causa del trastorno.



Numerosos estudio apuntan hacia un trastorno de las fibras nerviosas como causa mas probable del SBA.



También se ha señalado el posible origen psíquico como causa del SBA, aunque probablemente las alteraciones psíquicas son mas consecuencia que causa de este problema de salud. Muchos pacientes presentan a la vez problemas de ansiedad o depresión. Tampoco son raros los trastornos de personalidad. Sin embargo no ha sido posible establecer como causa del síndrome de la boca ardiente estas manifestaciones psíquicas.



¿Que síntomas tiene?Los síntomas varían de un paciente a otro y se expresan de acuerdo con las características tanto de personalidad como culturales de cada uno de ellos. Todos los pacientes refieren como común denominador que los síntomas son difíciles de soportar, intensos y no dejan de estar presentes. La mayoría de los que sufren este trastorno señalan que este influye de una forma importante sobre sus vidas.



La manifestación principal, que da nombre al síndrome, es una sensación de dolor o ardor en la mayor parte de la lengua, desde la punta hasta cerca de la base, aunque también puede sentirse sobre el resto de la mucosa de la boca, incluyendo el paladar. Con frecuencia, el paciente suele quejarse de sensación subjetiva de boca seca, que puede no corresponderse con una sequedad real. Las molestias suelen aumentar de intensidad a lo largo del día.



En ocasiones, quienes sufren este síndrome manifiestan tener la sensación de tener la boca terrosa, como si tuviesen arena o tierra dentro de ella. Con frecuencia, los pacientes se quejan de alteraciones del gusto, lo que se conoce con el nombre de disgeusia.



Es también frecuente que los pacientes atribuyan sus molestias a circunstancias como intervenciones odontológicas, enfermedades bucofaríngeas o no u otras circunstancias que son meramente coincidentes con el comienzo clínico de la enfermedad.



Como se ha indicado mas arriba, es frecuente la asociación de este síndrome con ansiedad o depresión.



Tal vez como consecuencia de lo persistente de las molestias, los pacientes desarrollan con frecuencia un temor o creencia de que sus síntomas están relacionados con algún tipo de cáncer.



En un cierto número de casos, los pacientes tienen halitosis(mal aliento), relacionada o no con infección por helicobacter pylori. En estos casos se encuentra una proporción significativamente mayor de gastritis que en otros pacientes.



¿Cual es el curso?Un numero indeterminado de pacientes presenta una remisión completa de los síntomas con el tiempo.



Por lo general, los tratamientos no producen una mejoría completa, aunque un tercio de los pacientes suele mejorar de manera satisfactoria o lo bastante para poder soportarlo con relativa comodidad.



Algunos investigadores consideran que dos terceras partes de los pacientes pueden llegar a verse completamente libres de los síntomas después de seis años o mas de enfermedad.



¿Cómo se diagnostica?El diagnóstico es esencialmente clínico y se fundamenta en las molestias referidas por el paciente, ya que no existen pruebas diagnósticas irrefutables que permitan asegurar que se trata de esta enfermedad.



Los criterios diagnósticos básicos del SBA son:



1. Sensación de quemazón localizada en algún área de la mucosa de la boca.

2. Persistencia de los síntomas durante al menos 4 meses.

3. Sensación de quemazon persistente a lo largo del día o bien en aumento a lo largo de la jornada.

4. No asociación con trastornos del sueño.

5. Mejoría de los síntomas tras comer o beber.



En función de los posibles síntomas acompañantes, el médico puede que descarte otras enfermedades generales o cutáneas con síntomas similares como la diabetes mellitus, el eczema de contacto, el síndrome de Sjögren, algunos tipos de carencias como folatos o zinc, infección por helicobacter pylori o cándida albicans.



Una historia clínica minuciosa, recogiendo las enfermedades e intervenciones de la boca y dientes, los medicamentos administrados, las posibles alteraciones anímicas e intervenciones psiquiátricas son útiles para esclarecer algunas posibles causas.



Las pruebas complementarias, incluyendo la determinación de la glucemia, hemograma, ácido fólico y vitamina B12, anticuerpos frente al helicobácter o el sídrome de Sjögren, ferritina, cultivos para cándida, etc se realizarán de acuerdo con la orientación previa del caso, según los criterios establecidos por el médico.



Este puede decidir la realización de pruebas de alergia de contacto si el perfil de su enfermedad así lo aconseja(síntomas no continuos, desencadenantes claros).



En ocasiones, si las circunstancias lo respaldan, pueden realizarse pruebas gastroenterológicas para descartar una gastritis o incluso biopsia de lengua, aunque esto no es de aplicación rutinaria.



¿Cual es el tratamiento?El tratamiento se dirige principalmente a aliviar los síntomas. Se utilizan generalmente los mismos recursos que con otras alteraciones dolorosas neuropáticas(ver, por ejemplo, la neuropatía diabética en este mismo sitio web).



Tratamiento local:



La capsaicína aplicada localmente, así como sustancias que actuan de igual forma como el tabasco o la pimiento diluidos en agua pueden producir algún alivio. Otros expertos recomiendan la aplicación local de benzidamina en colutorio. Estos tratamiento son rechazados por un número significativo de pacientes.



Tratamiento general:



Los antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina o nortriptilina tienen un efecto antidoloroso general, que puede producir alivio de las molestias a dosis que no resultan antidepresivas, aunque pueden dar lugar también a sequedad de boca, que puede contrarrestar en algunos casos el efecto beneficioso.



También pueden resultar de utilidad los antidepresivos mas modernos, que no producen sequedad bucal,como los inhibidores de la recaptación de la serotonina o los inhibidores de recaptación de serotonina y noradrenalina, como duloxetina.



Los antipsicóticos, como risperidona, pueden tener utilidad en el tratamiento del SBA.



Ninguno de estos medicamentos produce buenos resultados en todos los pacientes. El alivio depende en gran medida de la respuesta individual al tratamiento, variable de paciente a paciente.



Las benzodiacepinas pueden ser beneficiosas en pacientes con un componente de ansiedad y pueden ayudar a aliviar las molestias, solas o en combinación con otros fármacos.



Con excepción del clonazepam, cuyo efecto analgésico es independiente del sedante, el resto de ansiolíticos se utilizan de la misma forma que en pacientes con otras enfermedades.



La gabapentina asociada a benzodiacepinas o sola, también puede aliviar los síntomas relacionados con este síndrome.



Algunos trabajos clínicos comunican buenos resultados con la administración de ácido alfa-lipóico para el tratamiento del SBU. Es posible que en un futuro pueda convertirse en el tratamiento de rutina de estos pacientes.



Tratamiento psicológico: La terapia cognitivo-conductual y la terapia de apoyo parecen reducir la intensidad de los síntomas después de un periodo de varios meses. En algunos casos seleccionados puede resultar de gran ayuda.



Fecha de actualización de la página: 31 de enero de 2009.

OO

jueves, 19 de agosto de 2010

Mas información...

Glosopirosis (SBA)


Posted on 23/05/2010

by otorrinos2do
2 comentarios

Conocido también como Síndrome de Boca Ardiente (SBA).



Los trastornos sensitivo-dolorosos originados en la cavidad oral pueden

conducir a alteraciones del estado de bienestar personal, provocando

interacciones psicosociales y de la salud general. La relación se fundamenta en

el principio de que la cavidad oral no sólo es nuestra vía de alimentación y de

comunicación, sino también una zona primaria de placer y muchas veces

refleja la presencia de alteraciones sistémicas y somatizaciones psicológicas.

Aunque no sea obvia o apreciada, esta relación puede influir de forma

significativa en la percepción de calidad de vida por parte del paciente. Bajo

esta perspectiva se encuentran especialmente las personas que padecen el

síndrome de boca ardiente.

El síndrome de boca ardiente es una patología compleja, que se caracteriza

por la manifestación de síntomas de quemazón, escozor, ardor, picor o dolor en

la cavidad bucal y labios, estando la mucosa clínicamente normal. Ha

sido definida como una alteración neuropática mantenida por factores

predisponentes relacionados con enfermedades sistémicas, factores locales y

estados psicológicos. En sí misma no constituye una entidad nosológica

definida y es referida bajo muchas denominaciones, como glosodinia,

glosopirosis, estomatodinia, estomatopirosis, disestesia oral y síndrome de

boca ardiente.



Su etiología es desconocida; sin embargo, se sugieren múltiples factores de

origen local, sistémicos y psicológicos como posibles agentes etiológicos. A

menudo la interacción de estos factores es compleja y no se sabe si son éstos

los que originan los síntomas, o bien son los síntomas los que determinan el

perfil característico de los pacientes con este tipo de trastornos.

En muchos casos, el SBA afecta principalmente a personas de mediana y

avanzada edad, con una edad media de aproximadamente 62 años, y nunca ha

sido citado en niños. Se presenta con mayor prevalencia en mujeres, con una

proporción respecto a varones de 7:1, pero en muchos estudios se

observa una amplia variación, que va desde 3:1 hasta 16:1. Presenta un

curso evolutivo crónico y la magnitud de los síntomas provocados puede variar

de una molestia ligera a la interrupción completa de la función. Los síntomas

son de carácter persistente, siendo difícil el manejo del paciente, aunque en

algunos casos puede haber remisión espontánea.

El término glosodinia fue introducido por Kaposi en 1885,

como un término genérico para definir cualquier dolor lingual. Posteriormente

Verneuil distinguió la sensación de quemazón y ardor bucal de otros dolores

linguales. Con todo, se siguieron realizando estudios basados en los

síntomas de quemazón o ardor de boca como un síntoma que puede

manifestarse ante la presencia de diversas lesiones como liquen plano oral,

lengua geográfica o candidiasis bucal.



En la década de los 80 se enfatizó la ausencia de signos clínicos como una

característica propia de la alteración y se introdujo el término “síndrome de la

boca ardiente,” para definir una entidad clínica distinta, en la que la principal

característica es un trastorno sensitivo-doloroso de la cavidad oral, que se

manifiesta sobre todo por quemazón o ardor, en presencia de una mucosa oral

clínicamente normal.

Para algunos autores la entidad reúne un conjunto de síntomas característicos

que componen un verdadero síndrome. Sin embargo, y pese a todo intento

de establecer diferencias y distinguir el síndrome de la boca ardiente como una

entidad clínica específica, otros autores siguen empleando la expresión de

boca ardiente o la sensación ardiente sin cuestionar la definición exacta o

plantear criterios de diagnóstico diferencial.

El síndrome de boca ardiente es relativamente frecuente y de gran interés para

el profesional, por las molestias que puede causar al paciente. Frecuentemente

no es reconocido por el profesional, a menudo no es diagnosticado y, si lo es,

suele estar mal tratado. Aunque se ha investigado bastante, su etiología y

patogenia permanecen desconocidas y, por tanto, sigue siendo un campo

abierto para investigaciones, sobre todo en lo que se refiere a factores

etiológicos y tratamiento del paciente.



El ácido gamma aminobutírico es un neurotransmisor inhibidor primario del cerebro, es capaz de aumentar la inhibición neural y con ello disminuir la sensación de quemadura en la cavidad oral.



El clonazepam y la gabapentina han demostrado ser de utilidad en el tratamiento de esta enfermedad.

lunes, 28 de junio de 2010

Me parece muy acertado...


Escrito por Dra. Nieto el 28/12/2008


¿Qué es el Síndrome de la boca o lengua ardorosa? El Síndrome de la boca ardiente ( SBA) es un conjunto de síntomas donde el inviduo que la padece se queja de una sensación de ardor intenso como si se hubieran quemado o bien la sensación de picor o escaldadura (como si hubieran comido mucha piña o limón o bien como si hubieran tomado algo liquido caliente) muy a menudo en la lengua, aunque hay lugares como: labios, paladar u otras estructuras revestimiento superficial dentro de que también pueden verse afectados. Sin embargo la apariencia de la lengua esta normal, sin presencia de alguna lesión ulcerosa o fisuras en su superficie.





¿Que otros síntomas manifiesta este SBA? · Gusto alterado: acido, amargo etc..





· La producción de Saliva puede estar alterada o no



· Sensaciones raras en la lengua como: lengua ancha (o agrandada), lengua rasposo como lija o como cuero, lengua sebosa, etc.







¿Quién la padece? El síndrome de la boca ardiente es una condición común que afecta a menudo a las mujeres, particularmente después de la menopausia que a los hombres, pero hoy en día hasta en jóvenes adolecentes se llega a presentarse.



¿Cuál es la causa? · Deficiencia de vitaminas especificas.





· Deficiencia hormonal como la q se vive durante el climaterio



· Individuos tratados con tantos medicamentos o bien medicamentos q no estaban indicados empeoran o disparan la manifestación este tipo de síndrome (antihongos, cortisonas etc.)



· La Presencia de alguna enfermedad sistémica como el síndrome de Sjogren, herpes zoster etc..



· Las cuestiones emocionales no superadas o reprimidas ya sea por alguna tristeza, cólera, ira, resentimiento, perdidas afectivas, estrés, que se vivió y se vive son iniciadores o disparadores del SBA.



En ocasiones algunos individuos que la padecen o están iniciando con este síndrome, se lo atribuyen a un mal manejo dental o una alergia a algún material médico odontológico u otra cosa, pero nada que ver, solo es coincidencia. A veces lo asocian a un cáncer o al virus del VIH y eso les genera más ansiedad de la normal que su ardor de boca o lengua se intensifica aun más.



¿Entonces si no me estreso y trato de no reprimirme me curo? No es así, muchos individuos juegan el papel de Médico y Paciente. En el sistema límbico (inconsciente) se quedan guardadas todas esas emociones no maduradas, donde hay q desprogramar al inconsciente en su forma de enfermar.





¿Este síndrome interfiere con mi vida? Muchas veces el ardor les genera mucha ansiedad que prueban de todo quien se los recomiende; ya sea algún remedio o medicamento incorrecto que es a veces recetado por quien desconoce el comportamiento del SBA. Y por ende interfiere con su vida social por la desesperación en su recuperación que incluso los llegan a deprimirse o perder kilos, por no poder comer adecuadamente.





Es muy común que estos individuos estén migrando de medico en medico, de especialista en especialista que lo único que les pueden ofrecer son mitigadores de dolor o sufrimiento emocional como son los Ansiolíticos o Antidepresivos o bien usando la capsaicina (chile) que son paliativo del ardor pero no es curativo en realidad.



¿Hay tratamiento curativo para el SBA? Durante mi experiencia e investigación en el manejo de estas patologías con la terapéutica homeopática, se les ofrece mucha mejoría hasta un 95% todo depende de la respuesta de cada organismo.

jueves, 24 de junio de 2010

Muy interesante

Este artículo me ha parecido muy interesante, espero que os guste, con este diario mio espero serviros de ayuda.




Tipos:






En relacion con el ritmo diario y la naturaleza de los sintomas, segun estudios de Lamey Llewis, Basker y col. se pueden clasificar en tres tipos:





TIPO 1: Se caracteriza por la ausencia o sintomas minimos al despertar, aumentando progresivamente durante el dia empeorando al atardecer y durante la noche. Es observable en el 65% de los pacientes. Se le relaciona con factores no psicologicos.





TIPO 2: El paciente amanece con molestias importantes y persisten durante todo el dia. Es observable en el 26% de los pacientes. Se relaciona a personas con ansiedad cronica.





TIPO 3: Ardor intermitente a cualquier hora del dia e incluso puede referir dias libres de molestias. Observables en el 10% de los pacientes. Se relaciona con ciertos problemas psicopatologicos y en menor medida con causas de tipo alergico.





Sintomas:



Los sintomas de este padecimiento es lo unico que puede ayudar para el diagnostico.

El paciente manifiesta la sensacion de ardor, escozor y dolor en zonas de la lengua, encias y/o labio inferior, el dolor puede ser de moderado a severo. Rara vez manifiesta los mismos sintomas en toda la boca. Por lo general las molestias son en los bordes y punta de la lengua, algunas veces puede presentarse dolor en encias, carrillos y labio inferior.





Las molestias en un 80% de los casos inicia despues de una intervencion dental, tal como, empastes de muelas, placas totales o parciales, extraccion de piezas dentales o puentes fijo o removibles. Un 20% de los pacientes inicia sus molestias despues de un episodio doloroso moral como perdida de un ser querido, perdida del empleo, divorcio, etc. causas que ponen al paciente en una situacion de estres constante. Muchas de las personas que lo padecen piensan que puede ser cancer, debido a una fobia sin fundamento.





Las molestias inician por lo general en horas cercanas al medio dia, incrementandose el dolor conforme avanza el dia y llegando a desaparecer antes de dormir. El dolor aunque no es incapacitante, si dificulta a las personas funciones tan comunes como hablar, comer o beber liquidos. Esto causa depresion en la persona agravando mas su padecimiento.



Los pacientes con Sindrome de Boca Ardiente, en ocasiones llegan a manifestar la sensacion de sequedad en la boca aun despues de beber agua.





Signos:



No existen.





Los pacientes del Sindrome de Boca Ardiente no presentan signos que demuestren el origen de su padecimiento. Esto es, no existe daño aparente ni fisico ni microscopico en la lengua, boca o labios que pudieran orientar para su diagnostico.

Es por este motivo que es muy complicado llegar al diagnostico adecuado y los medicos tratando de ayudar al paciente recomiendan una variedad de medicamentos que en la mayoria de los casos, lejos de ayudar, perjudican a la persona.



Ansioliticos, antihistamanicos, analgesicos, antidepresivos, son los mas comunes de los medicamentos que un medico receta al paciente, siendo estos mismos medicamentos, en la mayoria de los casos detonantes de la misma enfermedad.





En la Xerostomia, que es la falta de secrecion de las glandulas salivales, hay daño especifico que causa el Sindrome de Boca Seca, sin embargo en el Sindrome de Boca Ardiente cuando el paciente manifiesta sequedad de su boca, las glandulas salivales no tienen daño alguno y no hay falta de salivacion.

Otra vez


Hola otra vez, ayer volví a empezar otro brote, a pesar de haber acabado hace muy poco con el último, he comenzado con mi tratamiento (ese que yo misma me receto, me compro y me tomo), afortunadamente, me empieza a controlar el brote bastante rapido, espero notar ya mañana algo de mejoría.
Como no soy médico ni nada que se parezca, no voy a poner aqui la medicación que me tomo, pero si alguien está interesado, me dejais un mensaje con una dirección de correo y yo os contesto y os digo la medicación que a mi me cura muy rápido.
Aqui os dejo otro artículo que he encontrado en la web sobre nuestro mal.

Síndrome de Boca Ardiente:




Qué es esta enfermedad?



El Síndrome de Boca Ardiente también es conocido como Síndrome de Boca Ardiente, Boca Seca, Lengua Seca, Lengua Urente, Lengua Ardiente, Xerostomía, Glosopirosis, Glosodinia. Tiene mas nombres que tratamientos y afecta principalmente a mujeres en edad menopáusica. Rara vez afecta a hombres, sin embargo hay casos interesantes.



Este padecimiento causa un ardor, escozor y quemazón en los bordes de la lengua que puede iniciar a media mañana e incrementarse los síntomas conforme avanza el día incapacitando al paciente en ciertas funciones básicas.



Es poco conocido por el sector medico así como su tratamiento.



Los únicos datos que se tienen para identificar este padecimiento, son los síntomas que el mismo paciente manifiesta. Existe ardor, sensación de quemazón en los bordes y punta de la lengua y algunas veces sensación de resequedad en la lengua. En ocasiones el paciente manifiesta los mismos síntomas en otras zonas de la lengua así como en encías y labio inferior. Las molestias inician a media mañana y se incrementan conforme avanza el día en ocasiones desaparecen al llegar la noche, pero a algunos pacientes, las molestias no les permiten dormir.



Se presenta principalmente en mujeres mas que en hombres en relación de 10:1. Los síntomas inician en edad cercana o posterior a la menopausia y pueden desaparecer a los 3 años. Aunque hay personas padeciéndolo por mas de 15 años. En la mayoría de los casos, los pacientes manifiestan el inicio del síndrome después de una intervención dental, tal como empastes, placas, ortodoncia o cualquier otro trabajo realizado en el interior de su boca.



Por la sensación de quemazón, ardor y resequedad, no existen signos en la lengua que puedan indicar el origen del problema. Tanto físicamente como microscópicamente la lengua se encuentra en perfecto estado. Las glándulas salivales por su parte, secretan la suficiente saliva para mantener húmeda la boca y no presenta ningún daño que haga sentir al paciente la boca reseca. Cuando las glándulas salivales están dañadas y hay falta de salivación, a este padecimiento se le llama Xerostomía.



Los médicos señalan algunas causas probables del inicio o etiología de este síndrome:





Alergia a compuesto químicos de amalgamas.



Prótesis dentales mal ajustadas.



Alcoholismo.



Sobre medicación de drogas antiestrés.



Depresión y estrés causado por la perdida de un familiar.



Depresión por perdida del empleo o jubilación.



Miedo exagerado e infundado al cáncer.



Miedo a la muerte.



Presión constante e inconciente de la lengua sobre el paladar.



Burxismo (rechinar los dientes mientras se duerme)



Ingesta inmoderada de café.



Tabaquismo.



A la fecha se sigue investigando (aunque poco) los causas que generan este malestar. La Capsaicina y el acido alfa lipoico aplicado tópicamente, han dado resultados alentadores en el tratamiento de este padecimiento.

martes, 15 de junio de 2010

Otros tratamientos propuestos para el Sindrome de boca ardiente.

Otros Tratamientos Propuestos para el Síndrome de Boca Ardiente


La levadura Candida albicanis puede infectar la boca, provocando una enfermedad llamada "afta". El afta podría provocar síntomas similares al BMS. Algunos médicos alternativos creen que la cándida excesiva o la hipersensibilidad a ella (vea Hipersensibilidad por Cándida) es la causa de muchas enfermedades. Es por ello que recomiendan usar tratamientos antilevadura para tratar el BMS. Sin embargo, no hay evidencia directa que respalde este enfoque y parece que las personas con BMS no son más propensas a tener cándida detectable y medible en la boca, que las personas que no lo tienen.2



Evidencia inconsistente sugiere que las personas con BMS podrían tener deficiencias en varios nutrientes, como vitaminas B1, B2 y B6 y zinc.3 Sin embargo, hasta ahora no hay evidencia de que la complementación con estos nutrientes tendrá efecto alguno sobre los síntomas del BMS.


domingo, 13 de junio de 2010

Mas consejitos...

Hola, yo os voy a decir algunas cosas que a mi especialmente me van fatál cuando estoy en plena crisis, mas adelante os diré mi remedio.
Cuando estoy muy mál, no puedo tomar nada que lleve tomate, ni siquiera cocinado, me arde toda la boca si lo pruebo.
El vinagre también me va fatal, en algun foro he leido que a alguien le ha salido incluso por tomar vinagre, ya que cuando se lo ha quitado, le ha desaparecido.
Sospecho que este sindrome puede estár relacionado de alguna manera con la fibromialgia, he leido que muchas personas que padecen el Sindrome de fatiga cronica, también lo sufren.
Comentaros que ya que esta enfermedad, se trata con antidepresivos, va muy bien tomarse por la noche una valeriana, si al levantaros os encontrais muy mal, también alivia algo tomarte otra. (al menos a mi)

sábado, 12 de junio de 2010

Acido Lipoico, parece que esto va bien...

La respuesta de los pacientes con el síndrome de boca ardiente al novedoso tratamiento con ácido alfa-lipoico fue efectiva, según una de las conclusiones de la tesis doctoral presentada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia por Susana León Espinosa. El estudio doctoral señala que ese tratamiento en concreto «redujo la intensidad del dolor de los pacientes con este síndrome», lo que también se consiguió con la aplicación del placebo.

El síndrome de boca ardiente es un cuadro clínico complejo en el que el paciente mantiene una sensación de escozor o ardor intrabucal sin que aparezcan lesiones clínicas objetivables ni indicadores válidos para realizar un tratamiento efectivo que elimine los síntomas que padecen los pacientes.

El ácido lipoico es un derivado del ácido graso octanoico. Se halla unido covalentemente a un resto específico de lisina del enzima con quien colabora; en tal caso se acostumbra a llamar lipoaminda. La forma oxidada es un disulfuro cíclico y la forma reducida posee dos grupos sulfhidrilo. Parece que funciona.

Este trabajo de investigación, que ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laudem, fue dirigido por la profesora María Pía López Jorne

Articulo publicado por un otorrino.


Síndrome de boca ardiente o estomatodinia 22 de Junio de 2009


El síndrome de la boca ardiente o estomatodinia, es una situación compleja que se ha definido en los últimos años, y por ello previamente pasaba desapercibida en muchos pacientes.
Al conocerse y pensar en él, este síndrome cada vez se diagnostica más.

Su causa es desconocida pero afecta sobre todo a mujeres (en proporción de siete a uno con los varones), y aparece generalmente alrededor de la menopausia o después de ella, de tal forma que es excepcional por debajo de los 30 años. Suele asociarse a síntomas depresivos o ansiedad, aunque muchos pacientes refieren que esta depresión está desencadenada por las molestias que les causa este síndrome, ya que les impide llevar una vida normal.

Se especula con que pueden contribuir a él tres tipos de causas; locales, generales y emocionales o psicológicos.

Entre los locales deben ser descartadas todas aquellas lesiones que produzcan una irritación local (boca seca por déficit de secreción de saliva, lengua geográfica, liquen plano, infecciones, enfermedad periodontal…). Esto es básico para el diagnóstico, ya que si existen, hasta estar controladas no puede hablarse de síndrome de la boca seca como tal, aunque algunos autores defienden que la escasa secreción salivar es una de sus causas asociadas fijas, y por tanto, debe ser tratada en este sentido.
Este aspecto no es tan sencillo, ya que muchos pacientes, aunque no tienen lesiones responsables, suelen tener malos hábitos relacionados con la odontología, como el apretamiento de dientes o el movimiento compulsivo de la lengua contra las estructuras dentarias que contribuyen a que aparezca este problema, pero no se puede decir que sean su causa. Algunos enfermos refieren que estos hábitos son previos a la aparición de los síntomas, y otros los refieren asociados al síndrome tras aparecer este, como una manifestación de su ansiedad.

Entre los factores generales, los consumos inadecuados de ciertas verduras o carne que aportan hierro, ácido fólico o vitamina B12, pueden contribuir a anemias carenciales que contribuyan a este síndrome. Algunas enfermedades endocrinas, como el hipotiroidismo o la diabetes, o digestivas, como el reflujo gastroesofágico, también contribuyen a ello.
Un aspecto importante es el consumo crónico de ciertos fármacos, que aunque no está claro que si pueden producirlo, se menciona en muchos trabajos como contribuyentes, y si el paciente los toma, debe valorarse el cambiarlos por otros para ver como afecta a la evolución del síndrome. Estos fármacos son: betabloqueantes, antihipertensivos, antidiabéticos….

Finalmente las causas emocionales o factores psicológicos asociados pueden estar relacionados con situaciones de estrés como enfermedad grave. la muerte de una persona querida, quedarse sin trabajo o jubilarse…

Estos tres tipos de factores pueden aparecer de forma aislada, o más frecuentemente coinciden varios de ellos, potenciándose su efecto lesivo sobre la mucosa oral.

El cuadro clínico se manifiesta en forma de una sensación de ardor o dolor en la lengua o en otra zona de la cavidad bucal, incluyendo los labios, pero al explorar a la paciente no se encuentra ninguna lesión que justifique el cuadro. A veces refieren los síntomas como si tuvieran la boca escaldada.
Se acompaña de escasez en la secreción de saliva (xerostomía) y alteraciones en la percepción del sabor de los alimentos, además de muchos síntomas sistémicos asociados a la depresión y la ansiedad, como trastornos del sueño, dolores de cabeza, etc…
Suele evolucionar de forma crónica, con periodos de mayor y menor intensidad, pero en escasos casos como viene se va, desapareciendo en un determinado momento sin volver a afectar al paciente.

El problema suele comenzar de forma espontánea sin que exista una lesión o intervención en la cavidad bucal que lo desencadene, aunque muchos pacientes tienden a relacionarlo con una intervención dental reciente.
Habitualmente el traumatismo de la intervención dental les hace reparar en sus síntomas, que hasta entonces podían estar más o menos ocultos.
Otros factores desencadenantes pueden ser situaciones impactantes psicológicamente, como la enfermedad o muerte de una persona querida, quedarse sin trabajo o jubilarse, ser diagnosticado de cáncer u otra enfermedad grave,…

En su evolución puede comportarse de varias formas, por lo que se distinguen tres tipos: el 1,2 y 3.
En el 1 se levantan mejor, pero los síntomas empeoran a lo largo del día, en el 2 tienen síntomas importantes ya desde la mañana, y en el 3 se dan intermitentemente, con periodos libres de síntomas, alternando con periodos de gran sintomatología.

Dentro del diagnóstico diferencial deben diferenciarse del síndrome de Sjögren o síndrome de boca seca.

No existe una prueba clínica para su diagnóstico, debiendo descartarse otras entidades que cursen con boca seca para llegar a su diagnóstico.

El tratamiento se basa en intentar controlar y disminuir los síntomas, para ello se aconseja:
Retirar aquellas situaciones que alteran el equilibrio de la mucosa oral, como fumar, beber alcohol en exceso, ingesta de alimentos excesivamente sazonados o calientes, ingesta de ácidos (por ej. chupar limones), enjuagues bucales con elixires excesivamente fuertes…
Beber regularmente líquido suficiente (unos 2 litros de agua al día).
Utilizar pasta de dientes y colutorios especiales que aporten humedad a la boca. Acompañarlos de un gel humectante o saliva artificial.
Los complementos vitamínicos no han demostrado ser útiles, aunque en algunos pacientes pueden resultar efectivos.

Puede ser necesario recurrir a fármacos antidepresivos o ansiolíticos en los pacientes con gran componente de este tipo. El clonazepan, una benzodiacepina utilizada para el tratamiento de crisis epilépticas se muestra como un fármaco prometedor según diferentes estudios.

Es importante ganarse la confianza del paciente para hacerle ver que lo que le ocurre es molesto, pero no grave, y que no tiene un tratamiento específico. Una vez que el paciente es consciente de ello y limita sus expectativas de éxito al control de los síntomas, suele mejorar su tolerancia a los mismos consiguiendo que disminuyan.



Publicado en Enf. del aparato digestivo, Otorrino, Otros

Otro artículo


Síndrome de boca ardiente
¿Qué es el síndrome de boca ardiente?
El síndrome de boca ardiente (SBA) es una condición que causa dolor en la boca, labios o lengua sin que haya una causa obvia. Las personas con SBA con frecuencia sienten como si se hubieran quemado la boca con un líquido caliente. También pueden tener la boca seca o adolorida, o un sabor amargo o metálico en la boca.

Tanto al hombre como a la mujer les puede dar SBA. Pero esto es muy común en las mujeres durante o después de la menopausia.
Volver

¿Qué causa el SBA?
Durante muchos años los médicos pensaron que problemas psicológicos tales como depresión y ansiedad eran la causa del SBA. Ahora se piensa que estos problemas también pueden ocurrir por causa del SBA. Los investigadores ahora piensan que un problema en los nervios que controlan el sabor y el dolor en la lengua podrían ser la causa del SBA. Otras causas posibles del SBA incluyen deficiencias nutricionales, alergias, ciertos medicamentos, ciertas condiciones médicas, cambios hormonales durante la menopausia y resequedad en la boca.
Volver

¿Cómo puede mi médico saber si tengo SBA?
No existe una manera simple de hacer una prueba para el SBA. Su médico puede examinarle la boca para buscar la causa de lo que le está causando la sensación de ardor. Es posible que su médico encuentre tal problema; si la sensación de ardor no desaparece después de que el problema se trata, usted podría tener el SBA.
Volver

¿Cómo se trata usualmente el SBA?
Los medicamentos para tratar el SBA incluyen antidepresivos tricíclicos tales como amitriptilina y benzociacepinas tales como clonazepan (nombre de marca: Klonopin) o clordiacepóxido (nombre de marca: Librium). No está claro porqué estos medicamentos ayudan. Puede ser que cambian el sistema del gusto. Los enjuagues de capsaicina (chile picante) pueden ayudar a algunas personas con SBA.
Volver

Escrito por el personal editorial de familydoctor.org.

)

Articulo encontrado en internet donde describe el sindrome

Nidytza García
El síndrome de boca ardiente (SBA) es una condición que causa dolor en la boca, labios o lengua sin que haya una causa obvia. Las personas con SBA con frecuencia sienten como si se hubieran quemado la boca con un líquido caliente. También pueden tener la boca seca, adolorida, o un sabor amargo o metálico.
Los medicamentos para tratar el SBA incluyen antidepresivos tricíclicos tales como amitriptilina y benzociacepinas tales como clonazepan (nombre de marca: Klonopin) o clordiacepóxido (nombre de marca:Librium)

Algunos consejos...


Os voy a empezar a dar algunos consejos que creo que nos pueden ayudar a llevar mejor todo esto:

A la hora de lavarnos los dientes que como sabeis es horroroso, vereis que es mucho mas comodo si lo haceis con pasta de dientes infantil, si, de esa que sabe a fresa.
Yo lo he descubierto despues de muchos meses de ver las estrellas a la hora de la higiene dental.Tambien podemos lavarnos sin pasta, pero la verdad, es que al menos en mi caso, la pasta infantil me calma mucho el desazón que siento.

Otro consejo que a mi me va muy bien, es mantener siempre la boca hidratada, el llevar una botellita de agua encima y dar pequeños sorbos va fenomenal, al menos en mi caso.

También se nota mucho alivio tomando cosas frias, casi mejor heladas. Yo, en la crisis mas gorda que he pasado, me he aliviado mucho tomando helado de vainilla (sin nueces ni frutos secos que pican horrores) o natillas, y el agua de la botellita mejor helada.

viernes, 11 de junio de 2010

Mi primera vez


Para mi, todo empezó hace dos años aproximadamente, de pronto, comencé a notar algo raro en la boca, creía que éran llagas, pero despues de varios dias ya estába muy cansada.
Mi marido me convenció de ir a mi médico de cabecera. Todo parecía indicar que éran unos simples hongos y así empezaron a tratarlos. Me recetaron unas pastillas y una especie de ungüento muy desagradable para darme toquecitos en la lengua.
Al cabo de unos días me di cuenta que no solo no se mejoraba, si no que parecía que se íba moviendo y cada día me molestaba un poquito más. Era insoportable, no podía comer, no podía casi beber, por supuesto cuando te lavas los dientes es insoportable, en fin, solo me comprenderéis, si lo habéis sufrido.
Volví a ir al médico, esta vez a un especialista, un dermatólogo, este me dijo que eso no éran hongos, sino un herpes, !por fin! alguien averigua lo que tengo y me lo va a curar, me puso un tratamiento con Aciclovir, parece que quiere mejorar, pero no...
Era todo un espejismo, el maldito herpes no remitía, ya sabeis los famosos que son los curanderos o sanadores para este tipo de males, bien, pues me vieron tres, y ni así.
Tardé ocho largos meses en averiguar que es lo que me pasaba "sindrome de boca ardiente"
a partir de ahora, iré recopilando en este blog, todo lo que vea sobre este mal. Os ruego a todas las personas que crean que tienen algo para ello que lo pongan. Entre todos vamos a encontrar el remedio.